el campeón

08 diciembre 2007

antes de llegar, pasarás por mí

en la vida hay que hacer dos cosas:

a) dejarse de joder.
b) escuchar color humano.



sílbame, ¡oh, cabeza! para que mi música se mezcle con mis pelos y se ventile un poco nomás, o ¿es que acaso mi destino fue un recuerdo pensado y pasado en el pasado? lo único que me queda sos vos: mujer, que has estado a mi lado; y todavía aprieta mi cuello tu ausencia y no puedo besarte en el cielo porque estás en la tierra, un poco lejos nomás, y como no quiero ahogarme extrañándote: te doy mi amor con música, ¡música! hasta que te encuentre, nena.

alguien te ha dicho que tengo en mente, alguien te ha dicho que he decidido marcharme al norte con mis hijos y guitarras y que allá lejos seré más feliz. no creo que en el norte nadie se pregunte nada, creo que en el norte todos se preguntarán, y no creo que me interese evitar las preguntas de mis hijos que van a crecer. deja que la música encuentre el lugar, deja que el lugar encuentre el invierno, deja que el invierno encuentre otros inviernos, esos que mi música debe conocer. (a través de los inviernos)

hombre de las cumbres, ven al sur: la casa del poder está temblando, una pequeña llama descarna mi pecho: son mis ansias de cumbres de luz, los cuentos de berniche no me alcanzan, aunque ocupan mi caverna azul, quizás caiga en la calle manchada, es inútil: yo también soy tierra que ocupo en casas de luz, hombre de las cumbres, ¡apiádate! o te haré sentir mi feroz cachetada, una pequeña llama descarna mi pecho: serán las horas de cumbres de luz, ¡vuelve a salir que mi nunca te espera! antes de llegar, pasarás por mí: hombre de las cumbres, te tengo en mí.

estoy tan cansado que me voy a suicidar mañana por la noche, si mi abuela me deja, me voy a suicidar mañana por la noche, ¡es imposible, nena! seguro que lo hago mañana por la noche, quiero una nena, una mujer eléctrica, mañana por la noche, una mujer eléctrica que salte los tapones mañana por la noche, que me dé vibraciones para poder tocar mañana por la noche, ¡si no me mato!

no puede ser que con agua se lave la sangre, pero ¡si lo estoy notando!, vale decir que ya no se irá, él, él, él, el que nos ha tocado, hace casi, hace casi 2000 años que pienso, que pienso en lo mismo, recién me doy cuenta que no hay que pensar.
recién, recién me doy cuenta ¡que no hay que pensar!

No hay comentarios.:

una vuelta de tuerca

para hacer o leer comentarios hay que hacer CLIC SOBRE EL TÍTULO del texto que se quiere comentar

el mal


ningún mensaje envejece

los campesinos

carnaval